Mirar al infinito…

La contemplación del paisaje, en su inmensidad, genera episodios de gran belleza, a menudo rozando “lo sublime” que dirían los “románticos” incluso hoy. La belleza del Monte Parnaso para los peregrinos de Delfos en la Antigua Grecia, o simplemente la furia del Océano Atlántico batiendo sus olas en Finisterre (el lugar donde se acaba la tierra firme, desde los celtas).

Esto lo supo expresar maravillosamente César Portela, autor de un pequeño cementerio en una de las laderas vírgenes de la breve península que conduce hasta el faro de Fisterra. Todo un centro de alojamiento en plena naturaleza, con magníficas vistas para sus eternos moradores, y también para los familiares y peregrinos que allí acuden (o acudimos) de vez en cuando…

cementerio Fisterra C.Portela

El CLIMA… primer contacto con el emplazamiento.

La supervivencia de una especie está ligada directamente a su capacidad de leer un lugar, de adaptarse al medio. La sensatez en Arquitectura empieza por el conocimiento profundo del emplazamiento. Antiguamente esto era tarea ardua, y más si no se tenía la posibilidad de estar en el sitio durante un tiempo hasta poder dejarse impregnar por el entorno, sus gentes, sus costumbres, su cultura. Y, antes de nada, de su clima: su luz (y sombras), su viento, su humedad, sus materias primas…

Afortunadamente hoy ésto está al alcance de cualquiera preocupado por conocer. Hay informes colgados everywhere por la web, o software específico para el aprovechamiento de las fuentes de energía natural a nuestros edificios eco-lógicos.

En TUTORARQ siempre invitamos al alumno a comenzar por esta tarea, la del estudio bio-climático del entorno donde un edificio pretende ser implantado. Sin ese estudio, cualquier proyecto será vana, por interesante que sea su propuesta plástica o espacial. Aquí os dejamos un extracto del último análisis cuantitativo que hicimos para un concurso internacional hace apenas unas semanas en un país nórdico, básico para el desarrollo energético posterior de nuestra idea arquitectónica.

Imagen,

¿Una estrategia “expansiva”?

Imagen

“Colonizar” un lugar, dominarlo, acotarlo… puede ser tarea obvia o inmunda, según las circunstancias del emplazamiento.
En un sitio sin pre-existencias, en un no-lugar, a menudo las formas de implantación provienen del orden más estricto que impone la mano del hombre, como nos demostraron los trazados regulares de la ciudades; y, en especial, las de colonización española en “las indias”.
Ahora bien, a escala de edificio, el orden de la planta, el auténtico PLAN, muchas veces lo condiciona la condición modular de los componentes de su programa (en un hotel, las habitaciones de huéspedes) o incluso la del sistema de construcción.
Este es el caso del sistema “Expansiva” que ideó el danés Jörn Utzon, quien diseñó un sistema modular de construcción prefabricada cuya condición repetitiva se llevó también a la escala de edificio, a su modo de implantación. Os dejamos una imagen en planta de una de esas múltiples versiones de implantación basadas (todas ellas) en su condición modular, casi pluri-celular.

(Por si os interesa ese sistema, lo tenéis accesible en el blog: http://blog.balat.com/sistema-expansiva-modulos-prefabricados/)

[ Elogio al paisaje : la “cama-ventana”]

Encontrarse uno mismo en un lugar ajeno a su experiencia, imbuirse de naturaleza. Olvidar las rutinas cotidianas y sustituirlas por nuevos hábitos, inusitados pero estimulantes. Re-conocerse en el medio natural, por inhóspito que este resulte.

La arquitectura siempre nos ha mostrado la capacidad de ensalzar la belleza de un lugar, sea éste un paraje yermo o fértil, plano o escarpado, infinito o recoleto. Dejemos que la mente se escape al pasear con la vista por el horizonte…

Proyectar un Centro de Alojamiento Temporal para el reposo de turistas que abandonan la ciudad (sus urgencias, sus ruidos, sus agobios…) implica reflexionar sobre cómo el espacio puede “retener” el tiempo, hacerlo lento para disfrutar de cada instante, de la belleza de lo insignificante que a menudo pasa inadvertida en el día a día.

Una cama-ventana tan preciosa como ésta introduce al huésped en el nuevo paisaje, en la parsimonia, en el delicioso aburrimiento…

Imagen

El refugio “mínimo” para exploradores…

El refugio interpretado en clave de “cabaña” para viajeros solitarios: un concepto similar en escala a la de Le Corbusier (ver posts anteriores) y enfocado a cubrir las necesidades más básicas de descanso y reposo.Una posible estrategia de implantación como fórmula de reunión de cabañas aisladas para “el viajero = explorador” en oposición a la idea más “turística” del resort.Una muestra: la propuesta de refugio para Islandia de un concurso ya celebrado. (via “DESIGN IT Shelter Competition : Esja Mountain Skýli, Iceland” — YouTube)

ATMÓSFERAS NATURALES…

Claves para crear ATMÓSFERAS DE TRANQUILIDAD en un Centro de Alojamiento Temporal en medio de la Naturaleza: diseño limpio, luz controlada, grandes transparencias al paisaje, materiales naturales… en definitiva, diseño limpio que ayude a relajar la mente del huésped progresivamente, casi sin que lo advierta.

Os proporcionamos un link de un “resort” (con pocas habitaciones, alguna suite, zonas comunes y spa) en un enclave idílico de los Dolomitas: sí, es MUUUUUY comercial, y más para “turistas” de lujo que para “viajeros/exploradores”, es cierto, pero os ayudará a centrar el problema del alojamiento chileno …. esperamos!!!

(via “DESIGN HOTELS™: Vigilius Mountain Resort / Lana” — YouTube)