Balneario… pero en un hotel.

Enfrentarse al diseño de un edificio de balneario es complejo en sí mismo, y más si queda vinculado a un hotel. Habitualmente el spa puede configurarse como “una planta más” del hotel, o localizado en un extremo “en prolongación” natural del edificio de habitaciones.

Pero la verdad es que sus orígenes son completamente autónomos, ya no solo como termas romanas, sino como lugares terapéuticos desde la Ilustración. En ese sentido, dependiendo del tamaño que represente la pieza en el conjunto, el balneario puede incluso configurarse como una pieza verdaderamente autónoma e independiente, tal y como Peter Zumthor resolvió hace ya más de una década las maravillosas termas de Vals en plenos Alpes suizos.

El otro extremo es buscar una completa integración de su programa funcional en la secuencia de estratos/niveles del edificio, convirtiendo así su orden interno en deudor del orden global del edificio al que se adscribe, la menos en buena medida. Este es el caso del recientemente teminado Balneario de Panticosa, obra de Moneo Brock estudio, del que os adjuntamos una de las plantas destinada únicamente a balneario (y no es la única).Imagen

Podéis visitar el siguiente blog donde encontraréis un completo desarrollo de este proyecto de Hotel-Balneario en los Pirineos aragoneses:

http://plusmood.com/2009/11/termas-de-tiberio-moneo-brock-studio/

En TUTORARQ empezaremos a desarrollar próximamente los estudios exhaustivos sobre el tema de balneario (baños de vapor, saunas, cabinas de masaje, hidroterapia, etc.) y de las habitaciones de hotel a escala pormenorizada. Te apuntas?

Anuncios