Habitar el paisaje con la mirada…

Desde esa “cama-ventana” que comentábamos en el poste anterior, las nubes pasan, la luz cambia, el horizonte se difumina…
Comprobadlo en este vídeo de un fantástico hotel español de reciente construcción.

Anuncios